30 cosas para hacer en Estambul

Todos los que conoces que fueron a Estambul volvieron enamorados y te aseguraron que te pasaría lo mismo. Pero… ¿será tan así?
Bueno, la verdad que sí.

Esta es una de las ciudades más especiales que conocimos hasta ahora. Lo tiene todo. Pero no les vamos a intentar transmitir las sensaciones que vivimos en este lugar tan maravilloso (esa parte se la dejamos que la experimenten ustedes cuando vengan). Sin embargo, a continuación les dejaremos una lista de todo lo que tienen para hacer en Estambul.

  1. Visitar la Mezquita Azul. Es gratis y en la entrada facilitan velos para que las mujeres se cubran la cabeza y los hombros (en el caso que lleven musculosa) y pantalones largos por si los hombres llevan short.
  2. Visitar Hagia Sofia. La entrada cuesta ₺72 (€11,30) para adultos y también hay que vestirse apropiadamente. Conviene ir bien temprano para evitar largas filas.
  3. Recorrer el Gran Bazar. ¡Se van a perder! Pero es parte del atractivo junto con el regateo de todo lo que queramos comprar (exceptuando la comida).
  4. Recorrer el Bazar de las Especias. Es mucho más chico que el anterior pero a nosotros nos pareció más acogedor. Lo que más van a ver es puestos de dulces y tés para todos los gustos.
  5. Visitar la Cisterna de la Basílica. La entrada cuesta ₺20 (€3,10) para adultos. Van a ver el lugar donde acumulaban el agua para toda la ciudad de Constantinopla en la época bizantina (además de ser cacheteados por el olor a humedad).
  6. Visitar el Palacio de Topkapi. La entrada cuesta ₺60 (€9,50) por adulto. Era el centro administrativo del Imperio Otomano y hogar de los sultanes.
  7. Visitar la Torre Gálata. La entrada cuesta ₺25 (€3,90) para adultos. Desde arriba se obtiene una de las mejores vistas de Estambul, y también recomendamos pasear por las calles lindantes.
  8. Recorrer el barrio de Karaköy.
  9. Subir a Kubbe Istanbul. Es una terraza ubicada en la zona de Sultanahmet, de donde hay vistas increíbles de las mezquitas y sobre todo para ver cómo la luz del atardecer ilumina el Bósforo. Nota: para subir a la parte más alta (donde hay mejores vistas) hay un hombre que vio el negocio y cobra ₺50 (€7,80) por persona.
  10. Caminar por la peatonal Istiklal.Istiklal Caddesi. Esta avenida adornada con banderines recorre todo el trayecto entre la plaza Taksim y el Tünel (una especie de metro que baja a Karaköy). Llena de negocios de todo tipo y abarrotada de gente durante todo el día.
  11. Probar baklava y todos sus derivados. Camines donde camines, vas a encontrarlas.
  12. Tomar el ferry en Karaköy. Nos cruza al lado asiático hasta el barrio de Kadiköy. El viaje dura 15 minutos y cuesta lo mismo que un viaje en metro o bus (₺2,60).
  13. Contemplar el atardecer desde Kadiköy. ¡Justo al lado de la estación de ferry! Desde acá son las típicas postales del sol poniéndose detrás del conjunto de minaretes en el horizonte.
  14. Hacer un picnic en el parque del barrio Moda. Queda en el lado asiático de la ciudad y es donde todos los locales se tiran en el césped a tomar unas cervezas y escuchar música.
  15. Visitar la mezquita Ortaköy. Y también los alrededores, donde se puede pasear y sentarse a tomar un café al lado del Bósforo.
  16. Probar el trileçe. Aunque se pronuncia trileche. Es un postre típico de Turquía y de todos los países que estuvieron bajo influencia otomana. Bizcochuelo con cubierta de caramelo que nada sobre tres leches. Por más que a la vista no nos parezca una buena opción, es exquisito.
  17. Visitar Miniatürk. Es un parque temático para grandes y chicos donde veremos las principales joyas arquitectónicas de Turquía (y algunas de otros países) en versión miniatura. La entrada cuesta ₺15 (€2,35) para extranjeros.
  18. Visitar las Islas Príncipe. Son tres islas ubicadas en el mar de Mármara a las que se puede acceder con ferry desde las principales estaciones (Karaköy y Kadiköy). A aproximadamente 1 hora del continente, es una opción excelente para pasar el día de una manera diferente.
  19. Recorrer Balat. Es un barrio muy pintoresco donde en su momento le dio hogar a judíos, armenios y ortodoxos. Acá es la típica imagen de la calle adoquinada con las casas de colores de fondo.
  20. Salir en la noche por la zona de Besitkas. Súper cool. De las áreas con más vida de Estambul, acá hay casi exclusivamente gente local. Perfecto para unas cervezas, café turco, çai o para fumar una shisha.
  21. Visitar la Fortaleza Rumeli. Un fuerte a orillas del Bósforo construido en 1452 por orden del sultán Mehmet para prevenir el paso de la tropa bizantina. La entrada cuesta ₺15 (€2,35) por adulto.
  22. Ir a algún Hamam. Aunque el instinto te diga que no tenés que meterte en los baños turcos, tu instinto se equivoca. ¡Es toda una experiencia!
  23. Entrar a la Mezquita de Fatih. Lejos de las colas y el bullicio de la Mezquita Azul, este increíble templo es considerado uno de los más lindos de Estambul.
  24. Comer en algún lokantasi. ¡Nuestros preferidos! Son una especie de buffet donde pasamos con la bandeja indicando lo que queremos y al final pagamos un precio súper accesible. Nosotros recomendamos Ehlitat Lokantasi, donde cenamos casi todas las noches durante nuestro mes y medio en Estambul.
  25. Tomar un café desde alguna terraza. Casi en cualquier barrio de la ciudad vas a tener una vista increíble al subirte a una terraza; pero sin duda alguna, hacerlo en la zona de Sultanahmet o Karaköy será una de las mejores decisiones. Vistas de las mezquitas, del Hagia Sofia y del Bósforo imperdibles.
  26. Probar un helado turco. ¡Pero ojo! No es cualquier helado. Vas a tener que ganártelo. Los heladeros van a hacerte muchos amagues hasta que considerando que nunca podrás agarrarlo, te lo entregarán. Este helado es demasiado elástico: esto es porque además de la leche de cabra, saborizantes y azúcar, este también contiene sahlep, la raíz de una orquídea salvaje de este país. ¡Es toda una experiencia!
  27. Comer unas almejas con limón frente al cuerno de oro. Los puestos de almejas abundan en Estambul y comerse unas en Karaköy mirando a Sultanahmet no tiene precio.
  28. Probar el simit. Son los bagel turcos. Se los puede comer solos o muchos los comen por la mitad untados con crema de avellanas. Una delicia.
  29. Probar el kumpir. Se trata básicamente de una papa previamente hervida y luego cocinada al horno con su cáscara, a la que la cortan a la mitad y la rellenan con todos los topic que uno quiera. Un clásico.
  30. Hacer un crucero por el Bósforo. Muchas son las empresas que ofrecen este circuito y es de los más espectaculares que hay. Desde el cuerno de oro hasta la entrada del Mar Negro, uno podrá navegar entre dos continentes con una de las ciudades más lindas del mundo a su alrededor.

¡Estas son algunas de las tantas cosas para hacer en la hermosa Estambul!
Si vos ya viniste y conoces más actividades que no pueden faltar en la lista, agregalas en los comentarios acá abajo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s