Chefchaouen, la ciudad azul

Esta es, sin duda, una de las ciudades más lindas y mejor cuidadas de Marruecos. Nos encontramos frente a una medina que se va a fundir con el cielo en tonalidades azules y blancas, adornada de tapices de todos los colores.
Chefchaouen está situada a 200 km de Fez y a 110 km de Tanger, en un enclave en las montañas Rif, al norte del reino. Fue fundada por los bereberes (poblaciones nativas del norte de África) en el siglo XV, y luego fue el hogar de árabes y judíos que fueron expulsados de España durante la Reconquista.
El motivo del color azul de sus calles todavía es motivo de discusión, aunque se barajan diferentes teorías. Por un lado se cree que cuando los judíos llegaron a este lugar, pintaron toda la ciudad de este color para tapar el verde característico del islam. Por otro se dice que simplemente es porque ayuda a ahuyentar los bichos. Cualquiera sea el motivo, la ciudad es fotogénica en cada rincón donde se la mire.

IMG_8809

Cómo llegar

Es muy fácil acceder a esta ciudad, sea de Fez o desde Tanger, los dos puntos más cercanos a la perla azul.

  • Desde Fez. Hay una empresa de autobuses que hacen el trayecto Fez – Chefchaouen – Tanger de la empresa CTM que salen de la estación de buses. El precio de ida y vuelta es de 130 dirham (USD 13) y son aproximadamente 5 horas de viaje.
  • Desde Tanger. Si vamos desde acá, los autobuses de CTM tardan 3 horas y media, y el precio de ida y vuelta termina siendo de 80 dirham (USD 8).

Qué hacer en Chefchaouen

Pero, contamos con poco tiempo… ¿llegaremos a ver todo?
Definitivamente. Este es un lugar que se lo recorre a la perfección en un día. Nosotros pasamos una noche y fue suficiente para conocer la ciudad y pasear otra vez por los lugares que más nos gustaron.
Estos son los imperdibles.

  • Recorrer la medina. Es cliché, pero justamente en Chefchaouen este es el top 1 de qué hacer. No nos vamos a perder porque sinceramente es una medina miniatura que se la conoce completa en dos o tres horas. Acá vamos a descubrir callejones, patios internos, escaleras, casas decoradas, vistas panorámicas y ¡hasta a veces nos vamos a ver entrando a sitios privados sin darnos cuenta! Pero hay que tomarse el tiempo de disfrutar caminando entre estas callecitas porque, al fin y al cabo, es a lo que vinimos.

    medina de Chefchaouen
    Medina de Chefchaouen
  • Uta al-Hammam. Esta es la plaza principal de la ciudad, que nos dará la bienvenida cuando queramos sumergirnos en el laberinto azul. Está rodeada por infinidad de restaurantes a buen precio, hoteles y por dos de los edificios más importantes: la Gran Mezquita y la Kasbah.

 

  • Kasbah (Alcazaba). Se trata de una fortaleza amurallada construida a finales del siglo XVII y que hoy en día está restaurada. Su principal función era la de proteger la ciudad de cualquier invasor que se acercara al Rif desde la Torre del Homenaje, a la que se puede acceder libremente una vez dentro del recinto y tener una panorámica de toda la medina. En el centro de la Kasbah hay un amplio jardín con una fuente, y si lo cruzamos saliendo de la Torre, encontraremos el museo etnográfico donde hay exhibiciones de arte popular e instrumentos antiguos.
    El precio de entrada a todo el recinto es de 10 dirham (USD 1).

 

  • Gran Mezquita. Como en la mayoría de las mezquitas, no está permitida la entrada a quienes no practican el islam. De todas formas, podremos observar cinco siglos de antigüedad frente a nosotros desde la plaza Uta al-Hammam.

    IMG_8881
    Gran Mezquita
  • Ver la medina desde lo alto. A 15 minutos de la plaza principal podremos disfrutar de una de las vistas más increíbles de esta ciudad. Saliendo de la medina en dirección al río Fouara, atravesaremos la cascada Ras el Maa y continuaremos un camino que sube por la montaña. A lo lejos vamos a distinguir una especie de iglesia. No nos confundamos. Es una mezquita, la Mezquta Bouzafar, punto de referencia desde el cual disfrutaremos las mejores vistas del laberinto azul.

    IMG_8874
    Vista desde la Mezquita Bouzafar

En resumen…

Nadie se va a arrepentir de haber venido a la ciudad donde el color de las casas se funde con el cielo. Chefchaouen es un lugar turístico, por lo que hay miles de opciones para comer, alojarse, pasear, etc. Es además (como todo Marruecos), muy seguro para andar por sus callejones hasta entrada la noche. Y por si fuera poco, ¡es muy barato! Así que si vas a estar viajando por Fez, te aconsejamos sin dudarlo que vengas acá.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Zuzi dice:

    Tan cerca del Polo Ártico!!! Debe sentirse una increíble sensación. Al leer toda su historia yo me preguntaba , si fuese yo la protagonista de ésta aventura creo que a cada momento sentiría, mañana no sé si seguiré. Tanta oscuridad y sin definición del tiempo.!!! Son realmente audaces con tantas aventuras insólitas que realizan!!! Obviamente que saben como estoy siempre desde tanta distancia que nos separa y tantas cosas sin saber. Que Dios los acompañe en cada decisión y paso que den. SUERTE VAGAMUNDOS QUERIDOS. 😗😍❤🤗🤗

    Me gusta

Responder a Zuzi Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s