Rio y el eterno carnaval

Bienvenidos a la ciudad carioca, el segundo hogar de los argentinos. Muchos se conocerán este rincón de Brasil como la palma de su mano, pero otros no. Por eso en esta entrada contaremos qué hicimos, qué comimos, a dónde salimos, precios, transporte, todo.

Datos prácticos

Antes de empezar el itinerario, vamos a dejar unos tips a saber para quien vuelve a Rio después de mucho tiempo o si se la visita por primera vez.

  • TRANSPORTE: El sistema de metro es muy útil, ya que conecta todos los puntos turísticos de la ciudad. Cuenta con tres líneas y 41 estaciones, y el costo del viaje es de R$ 4,30 (USD 1)  y funciona los siete días de la semana de 5:00 a 24:00 de lunes a sábado y de 7:00 a 23:00 los domingos. Si van en época de Carnaval funciona las 24 horas. No cuenta (como en la mayoría de los metros de Latinoamérica) con planes semanales o mensuales de viajes ilimitados; siempre hay que pagar por viaje. La red de autobuses sinceramente no la usamos casi nada dado que siempre nos transportábamos de manera subterránea, y considerando los atascos y congestiones de tránsito en horarios pico lo descartamos. Las bicicletas de la ciudad las recomendamos 100%. Basta con descargarse la App “Bike BH” y el costo del mes es de R$ 10. Se las puede usar por toda la ciudad por períodos de hasta una hora, momento en el que se las debe dejar en una de las estaciones y esperar 15 minutos para volver a utilizarlas por otra hora más.
  • COMIDAS TÍPICAS: Para después no arrepentirse, siempre es aconsejable investigar acerca de cuáles son los platos típicos del lugar que vamos a visitar. Por eso acá les recomendamos los principales: la feijoada es considerado el plato nacional de Brasil y consiste en una ración de porotos (o frijoles) negros, carne de cerdo, y por lo general viene acompañado de arroz. Si tienen la oportunidad, no dejen de espolvorearlo con farofa (harina de mandioca sazonada) que lo deja riquísimo; los pastéis son una especie de empanadas fritas que pueden venir de distintos sabores. Pero ojo, son mas chiquitos, así que hay que pedirse tres, cuatro o, si tienen nuestro estómago, hasta cinco o seis. Si están paseando por la calle y el hambre les empieza a estrujar el estómago, es el momento de probar las coizinhas de los puestos callejeros, pero, ¿qué son? Una especie de bomba de papa rellena de pollo o carne desmechada que está rebozada y frita. Con dos de esas ya quedás KO (bueno, o tres). Por último y, en nuestra opinión, el descubrimiento que más nos gustó, fueron las tapiocas. Se hacen con harina de mandioca pre-gelatinizada que al tirarla a la sartén se aglutina y forma una suerte de “panqueque”, al que se le tira lo que uno quiera tanto salado como dulce. ¡Exquisito!

Qué visitar

Nuestra estancia en la ciudad carioca fue de 27 días. Más que suficiente para conocerla de pe a pa, ¿no?. Pero como no todos se quedan por tanto tiempo, acá les vamos a dejar una guía práctica de qué visitar dependiendo de la duración de cada estadía.

Menos de 1 semana

Si tu visita a la cidade maravilhosa es de unos días, estas son las actividades que no podés dejar de hacer: subir al Cristo Redentor, la Maravilla del Mundo más austral que se encuentra en el cerro Corcovado, en plena ciudad. Para llegar hasta la base conviene tomarse un bus local que parte de la estación de metro Largo do Machado, y bajarse en Cosme Velho. Para llegar hasta el Cristo tenemos diferentes opciones. La primera (y más usual) es subir en un tren que “escala” la montaña cuesta arriba y el precio del ticket es de R$ 62 en temporada baja y R$ 75 en la alta, comprado online con anticipación. ACLARACIÓNsi querés tener fotos sin gente te recomendamos subir en el primer tren del día (8 am). Otra opción más económica es subir mediante camionetas de la empresa Paineiras, cuyo precio es de R$ 61 en baja temporada o R$74 partiendo desde Copacabana o Largo de Machado; sino desde el Centro de Visitantes cuesta R$ 28 o R$ 41 respectivamente. La tercer opción (y menos utilizada) es realizar un trekking por la montaña. ¿Por qué menos realizada? Porque si bien esta opción es totalmente gratuita, la caminata es de alrededor de 4 horas cuesta arriba y en el trayecto suele haber delincuentes que se dedican a asaltar a los turistas que se aventuran caminando. De hecho, hay carteles en los árboles alertando que es zona de robos. Más allá de eso, si uno desea llegar al Cristo temprano para no estar agobiado de gente, hay que tener en cuenta que se debe comenzar durante la madrugada.

gopr0889.jpg
Cristo Redentor

En segundo lugar, subir al Pão de Açúcar. Hay que aclarar que este es un complejo de dos morros: el Morro da Urca y el propiamente dicho Pão de Açúcar. A ambos se los puede acceder en teleférico o bondinho, cuyo costo de los dos tramos ida y vuelta es:

  • En taquilla:
    Ingreso entero – R$ 110
    Media entrada – R$ 55
  • Web oficial:
    Ingreso entero – R$ 99
    Media entrada – R$ 49

Ahora, ¿qué significa “media entrada”? Esto quiere decir que en lugar de tomarnos el teleférico desde abajo de todo y hacer los dos tramos (Morro da Urca y Pão de Açúcar), podemos hacer solo el último (desde la primera a la segunda montaña). Entonces, a esta altura ustedes se preguntarán “bueno, pero cómo llegamos hasta el Morro da Urca”. Fácil. Caminando. Hay un sendero gratuito que nos conduce desde la Playa Vermelha hasta la cima de este primer morro del complejo. Una vez arriba, se puede comprar (si no lo hicimos previamente por interenet) la media entrada. Nosotros optamos por este método no solo porque nos costó la mitad, sino porque además es un muy lindo trekking en el que podemos ver el mar a nuestros lados, selva rodeándonos constantemente y micos (pequeñitos monos típicos de Brasil) que nos miran inquisidoramente. Además, ¡se lo puede subir en 45 minutos! ACLARACIÓN: ¡asegúrense de ir un día despejado! Con nubes, las vistas desde arriba no se aprecian casi nada (lo mismo se aplica para el Cristo Redentor).

Si vas a Rio por pocos días, es muy probable que te hospedes en el barrio de Copacabana o en el de Ipanema. La razón de esto es que tienen las dos playas más turísticas y famosas de la ciudad (o del país). Por lo tanto, y si el tiempo acompaña, no podés dejar de bañarte en sus playas. Otro de los atractivos son las veredas que bordean la Avenida Atlántica, siendo de piedras portuguesas que forman diferentes motivos dependiendo si estamos en una u otra playa. Lo que sí, no te esperes un agua del Caribe. Esto es algo que decepciona a muchos de los que visitan Rio por primera vez. Uno piensa en Brasil y automáticamente lo relaciona con aguas cálidas y mar turquesa. En este caso el agua es bastante más clara y no tan fría como las de Argentina, pero definitivamente no estamos en Cartagena. ¡Ojo! Esto no significa que sean feas. Súper espaciosas y con arena blanca, ni una zona de playa privada y muchos, pero muchísimos argentinos. Para sentirse como en casa.

IMG_3895
Playa de Copacabana

¿Quién dijo que no hay que meterse en los barrios ubicados en los morros? Es cierto que algunas favelas son menos amigables que otras, pero al visitar el barrio de Santa Teresa vamos a ver una faceta de esta ciudad que no la conoceremos al nivel del mar. Tranquilos, es muy turístico y seguro. Para ir hay que tomarse el tranvía que nos llevará por encima del acueducto de Lapa y que luego se internará en esta favela.
Este tren parte de Rua Lélio Gama 2, en el centro al lado de la estación de metro Carioca. Su costo de ida y vuelta es de R$ 20 y sale cada 30 minutos.

Por la noche, inevitablemente tengas ganas de vivir algo de la vida carioca. Para eso, nada mejor que tomarse unas caipirinhas en los bares de Lapa, un barrio que cobra vida propia al caer el sol y al que se accede fácilmente en transporte público.

Más de 1 semana

Si contás con más tiempo, te recomendamos hacer algunas de las tantas experiencias en contacto con la naturaleza que ofrece Rio y que son gratuitas. En primer lugar, (y si querés tener una foto extraordinaria) aconsejamos subir a la Pedra do Telégrafo. Es un trekking de una hora en una montaña donde al llegar a la cima, hay una piedra puntiaguda que en las fotos parece que mira al precipicio (pero no). Eso sí, asegúrense de que el día va a estar súper despejado, porque si no les va a pasar como a nosotros: tres horas de viaje hasta Guaratiba, una hora subiendo y al final, pura nube.

IMG_3953
Pedra do Telégrafo

Otros trekking famosos en esta ciudad son: Pedra da Gávea Morro Dois Irmãos, pero que nosotros no hicimos porque los días no nos acompañaron mucho (sí, en todo el mes). Estas dos montañas son mucho más elevadas y te llevan medio día acceder a su cima, pero las vistas que ofrecen parecen ser increíbles. El Morro Dois Irmãos, de hecho, es aquella “montaña de dos picos” que se ve desde la playa de Ipanema.

Si seguimos con días libres podemos visitar la Catedral Metropolitana de São Sebastião. ¿Por qué esta en particular?  Por su estrambótica forma cónica que nos remite a una nave espacial de la época soviética. Su visita es gratuita y queda en el centro, pegada a la estación Carioca del metro.

Catedral Metropolitana de San Sebastián
Catedral Metropolitana de San Sebastián

Y si es domingo y aún no tenés ningún plan para hacer en Rio, te recomendamos que vayas a la Feria de San Cristóbal en el barrio del mismo nombre. La entrada cuesta R$ 5 por persona y adentro podrás ver cientos de puestos de comida típica del Nordeste brasileño, bares con karaoke y un ambiente de mucha alegría.
Acá probamos por primera vez las tapiocas (ya descriptas en “DATOS PRÁCTICOS”) y fueron un camino de ida.

Proyecto voluntario

Durante nuestra estadía en Rio de Janeiro participamos en un proyecto solidario que tenía lugar en Niteroi, la ciudad vecina que se encuentra del otro lado de la bahía de Guanabara.
La ONG se llama UMRio y nació como el proyecto de tesis de un estudiante británico-brasileño (y jugador de rugby) que se basaba en insertar a los chicos de las favelas vecinas al Morro de Castro en el ámbito educativo a través del deporte. De a poco fue creciendo y además de tener lecciones de rugby, los chicos comenzaron a asistir a clases de inglés.
UMRioNuestra cooperación consistió en mechar las habilidades de cada uno (traducción y nutrición). Entonces, se nos ocurrió darles charlas de nutrición (básica) relacionada al deporte, pero en inglés (además de que con el portuñol no íbamos a quedar muy serios que digamos). Siempre colaboraba con nosotros Evelyn, una brasileña de 21 años que se sumó a nuestras intervenciones desde el primer día. Fuimos cinco veces y en la última los chicos no se nos podían despegar.

Este fue uno de los souvenirs más valiosos que nos llevamos de este destino.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Willie dice:

    Excelente información chicos. Si se tiene suficientes días yo añadiría una visita a Petrópolis, conocida como la Ciudad Imperial. Petrópolis se encuentra a 68km de Rio y fue el destino de verano por excelencia de la nobleza y la alta sociedad durante los siglos 19 y 20. Por estar situada en la Serra dos Órgãos cuenta con un clima más cálido que Rio especialmente en los meses de verano.

    Saludos desde Wisconsin, EEUU y que siga el viaje!

    Le gusta a 1 persona

    1. vagamundosargentinos dice:

      Hola, Willie! Gracias por tu comentario. Sí, fuimos a Petrópolis! Pero no alcanzamos a ponerlo en esa sección. Si tenés tiempo, podés leerlo en el “Lado B de Brasil”. Y de paso, si sos brasileño, nos contás qué te parece. 😉 Abrazos!

      Le gusta a 1 persona

  2. Zuzi dice:

    Realmente no dejan de impresionarme Capos Vagamundos!!! Fantástico el blog. 👏👏👏

    Le gusta a 1 persona

  3. Zuzi dice:

    Realmente no dejo de sorprenderme queridos Capo VAGAMUNDOS. Muchas felicidades por el fantástico blog que nos permite compartir sus experiencias. Fiel seguidora por Instagram ahora me sumo al blog. 👏👏👏😍.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s